Parte 1 aprender el arte de vivir

Tú quieres ser feliz. Y tu vecino quiere ser feliz. Y todos buscamos una forma de serlo.
Sabemos que podemos aprender el arte de vivir.

Y comprendemos que nuestro tiempo es limitado, que el tiempo que dediquemos a educarnos será parte misma de nuestra vida: parte de nuestra sangre, nuestros suspiros y esfuerzos.
¿En qué piensas cuando piensas en educación? ¿Eres un ser humano que se está educando?

 LA SABIDURIA INTERIOR (1ra parte)


 “¿Porqué escuchar a Dios afuera si lo podemos escuchar adentro?”

“Y el niño se quemó la mano y rápidamente la retiró del fuego. Y la salvó”
“Y el erudito se quemó la mano, y después de razonar sobre el dolor y el fuego encontró que donde antes había una mano ahora sólo había un muñón lastimado”.

Voy a intentar describir la diferencia entre lo que es la sabiduría y lo que es el conocimiento. Quien escribe esto es un aprendiz, como quizás lo seas tú; pero si algo de valor puede aportarte, estará muy contento de hacerlo. Porque es compartiendo como recibo, y probablemente tu sabiduría me alcance.

Expondré brevemente algunos conceptos. Si algo en tu interior te dice que hay algo de valor en ellos para tu vida interior, talvez quieras continuar leyendo los pequeños apartados más específicos que compartiré enseguida. Si en tu interior existe rechazo a este mensaje, te pido de favor que lo deseches sin miramientos: aquí no habrá nada de valor para ti.
La Sabiduría de Dios está en Ti. El Amor de Dios está en Ti.